Criollos en el exterior

Génesis Rivera: “no sé cuando vuelva a jugar basket”

Genesis Rivera UMass

Génesis Rivera con UMass

El baloncesto femenino en Venezuela ha tenido grandes representantes a lo largo de su historia, siempre teniendo que superar difíciles retos y dificultades en un deporte dominado por los hombres.

Una de las atletas que ya ha forjado su nombre en las páginas del deporte nacional es la joven Génesis Rivera. La nacida en Caracas, se convirtió en la tercera jugadora venezolano en participar en la primera división de la NCAA en los Estados Unidos, con la Universidad de Massachusetts (2017-2019), después María Helena Camacho con South Alabama (1989-1992) y María Villarroel con Oklahoma University (2002-2004).

“Empecé en Venezuela jugando caimaneras normales con hombres, hasta que llegué al liceo, en la etapa del liceo empecé con voleibol pero nunca me gustó y decidí irme al basket donde en la escuela en ese entonces mi primer entrenador fue Pedro Rojas, nada más y nada menos, y con él bueno empezaron las aventuras de Génesis en el baloncesto” nos cuenta Génesis sobre sus primeros pasos en el deporte.

“No fue nada fácil el proceso de transición pero me enamoré de él y seguí hasta que me vio Enrique Gil . Una amiga me convidó a un entrenamiento en el Liceo Caracas y empezó toda la parte de Distrito, juegos Nacionales y todo eso”.

Sobre su camino hacia el baloncesto de los Estados Unidos nos cuenta que “Enrique Gil fue uno de los primeros entrenadores que puso la idea de Génesis estudia inglés porque quien sabe te puedas ir a Estados Unidos, él habló con mi mamá, 14 o 15 años tenía yo, y le dijo que yo tenía muy buenas condiciones atléticas y que tenía que aprovechar eso porque habían pocas jugadoras de mi nivel y más a mi edad”.

“Me aconsejó mucho, mucho, que siguiera en el basket y que estudiara mucho inglés porque eso era lo que me iba a sacar de allí, cosa que tenía mucha razón porque cuando yo aplico para adquirir mi visa la primera vez para ir a Oklahoma Conner State College mi visa fue denegada y el motivo fue que mi inglés no estaba bien, cosa que mejoró en el período de un año para volver a aplicar a mi siguiente visa, mi inglés mejoró tanto que me atreví a hacer la entrevista en inglés y fue aprobada”.

Para 2015 llega al Panola College en Texas, institución de la NJCAA donde estaría por dos temporadas (2015-2017), en donde fue nombrada Mención de Honor del All-American Junior College en 2016-17 con promedio de 12,7 puntos y 5,3 rebotes, con marca de 23-8 de su equipo, la mejor en los últimos 10 años.

Genesis Panola College
Génesis con el Panola College.

“En Panola el proceso de transición también fue muy grande, mi tiro de Venezuela era diferente después que duré un año en Panola cambié totalmente mi tiro, gracias a Dios después de mi primer año todo ese verano me enfaticé más en lo que fue mi lanzamiento, incluso duré un mes, dos meses que no salía de esa parte de la herradura, lo que hacía era lanzar con una sola mano 500 pelotas diarias hasta que hoy en día mi mecánica es como se ve”.

“Desde el primer año en Panola fui mi clara con el entrenador y le dije que quería jugar división 1, que era uno de mis sueños, me dijo que tenía el potencial, que claro que sí, que las clases y todo se me iban a dar de acuerdo a mi meta y ese fue el objetivo quedarme todo un verano tomando clases, sacrifiqué muchas cosas, no ir a casa, incluso para navidad las vacaciones las pasé estudiando”.

“Luego de la primera mitad de la temporada de mi Sophomore Year (segundo año) tuve muchas ofertas de división 1 y división 2, tuve dos visitas, decidí tomar nada más dos visitas de todas las escuelas que decidieron contactarme: Wichita State University, que fue donde jugó el famoso jugador de Toronto Raptors VanLeet, y UMass que como saben me gradué de ahí”.

Genesis Rivera con UMass
Génesis con Umass

“UMass fue el lugar que desde el día 1 me gustó, me enamoré del lugar, las personas, no me arrepiento de haber tomado esa decisión, creo que Dios no me pudo haber enviado a un lugar mejor”.

Para muchos la historia de María Helena Camacho con South Alabama es desconocida, por lo que María Villarroel figura como la primera venezolana en la NCAA y Génesis la segunda, inclusive para la propia Génesis.

“Tan pronto supe que en la historia del baloncesto femenino yo sería la segunda venezolana en llegar aquí, dije wow, casualmente el número 2 estaba disponible y me decidí a tomarlo en representación de ser la segunda venezolana en esto, aunque ahora me cachas fuera de base con esto de María Helena Camacho, quien no sabía quien era, mis respetos hacia ella, incluso creo que ahora todo el mito de mi número 2 ha cambiado”.

“Pero igual es un honor saber que todavía hay jugadores grandes en la selección actualmente como Roselis (Silva) y Daniela (Wallen), que mis respetos, Ivaney (Márquez) y que ellas no pudieron llegar a este nivel y que yo pude haberlo hecho es un gran honor. Sin embargo creo que el nivel donde estés no te hace especial y ellas lo han demostrado, grandes jugadores que actualmente representan a la selección”.

La formación de un estudiante-atleta en el competitivo mundo del baloncesto de la NCAA, deja una marca imborrable en las carreras de quienes han tenido la oportunidad de vivirla y que se pudiese exportas a nuestro país “la disciplina y la comunicación, aunque suene muy nulo, la comunicación es gran parte del desarrollo deportivo de los atletas en formación, y la constancia que se le pone es increíble , aquí los jugadores trabajan duro, se compite muchísimo”.

“La número uno a aplicar en Venezuela sería la disciplina, no solo a los atletas sino a los niveles administrativos, creo que sería un game changer, si los niveles superiores se encargan de poner una disciplina, empezando por ellos, los resultados a nivel competitivo de los atletas serán bastantes notables, eso siempre lo he dicho que la disciplina la comunicación y la pasión por lo que se hace son de las cosas que los norteamericanos siempre han tenido y por eso tienen grandes ventajas a nivel global”.

Actualmente en Panola College se encuentran estudiando Odeth Betancourt y Kelymar Ramirez compañeras de Selección de Génesis, “tengo bastante comunicación con ellas, una relación muy cercana, una de ellas es Kelimar Ramirez la considero como una hermana y a Odeth, hemos estado en preparaciones con la Selección, grandes trabajadoras las dos y sería una maravilla que ellas dos puedan seguir representándonos a nivel colegial y más a división 1, creo las dos tienen gran talento para llegar. Sabemos que el inglés es una gran barrera para muchos y Dios mediante ellas superen eso para que se abran las puertas y esa historia de Venezuela siga creciendo”.

“A las que quieren llegar aquí a un High School o Junior College, creo que la disciplina es lo más importante y la dedicación, no solamente al basketball sino a los estudios y al inglés, eso es lo que en realidad te lleva a lo que quieres llegar a cumplir deportivamente. El inglés más que todo porque en todos los lugares necesitamos comunicarnos y más aún en la cancha de baloncesto, los entrenadores se ven que le importa mucho”.

“No he tenido muchos momentos con la selección, los más gratificantes han sido en campeonatos escolares, que cuenta pero a la vez es como que ¿ah? Pienso que todavía Génesis tiene un tiempo en que va a lucir con la selección nacional, va a dar los resultados, va a actuar de la manera en que muchos esperan que ella actúe y de lo que se espera de ella, pero actualmente no sé cuando será”.

Génesis Rivera Brasil Suramericano 2018
Génesis frente a Brasil, Suramericano 2018. Foto: FIBA

“Siempre he querido jugar con la selección, siempre ha sido un honor, pero muchas situaciones han estado de por medio, la más reciente fueron los Juegos Panamericanos que tuve que decir no y me dolió muchísimo por compromisos profesionales, pero pienso que cuando mi oportunidad llegue se verá mucho de lo que no se ha visto de mi en el país, Dios mediante ese tiempo va a llegar, yo como siempre lo dejo todo en manos de Dios porque creo en sus tiempos”.

Su primera experiencia profesional llegó de la Universidad de Concepción en Chile este año, “no me imaginé que mi primera experiencia iba a ser en suramérica, lo cual lo hace un poco más interesante y más fácil de adaptar, muchas personas especiales a mi alrededor en ese proceso, le doy gracias a Dios por llevarme a ese lugar, por las personas que puso para que yo estuviera allí, agradecida con la organización por llevarme, porque se construyó algo bonito, una familia y porque aprendí muchísimo al jugar al lado de jugadores norteamericanas con gran nivel, donde yo estuve entre las mejores incluso con jugadoras con 3 o 4 años de experiencia profesional, fue una bendición”.

Ahora Génesis egresada en Comunicación Social de la Universidad de Massachussetts, sigue llevando en paralelo su carrera en el tabloncillo y su formación profesional fuera de este, “rechacé dos oportunidades en Europa para seguir jugando por querer enfocarme más en lo que es mi formación fuera de la cancha, en lo que es mi campo de estudio”.

“Duele, duele haber dejado poniéndole en pausa al baloncesto por un tiempo, pero como te lo dije, viene un tiempo y ahorita es el tiempo de prepararme en la parte profesional de la comunicación social, en la parte de medios y lo estoy aprovechando al máximo, gracias a Dios se me están abriendo puertas y aquí estoy aprovechando lo mayor de ello.”

“No sé cuando vuelva a jugar basket, pero sé que lo volveré a hacer, me mantengo en forma, pero ahorita estoy dedicándome a lo que son los medios y mi profesión de lo que me gradué que es periodismo, sigo entrenando y manteniéndome en forma, viene un tiempo en el que Génesis va a retomar y va a ser de gran manera”.

Genesis Rivera UMass graduacion
Egresada de UMass en periodismo

1 Comentario

  1. Excelente información de ejemplo de superación 🙂

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén